Beneficios de las IAA

Con los perros de terapia conseguimos que las intervenciones sean divertidas y satisfactorias para el participante.

Incorporamos nuestros perros de terapia dentro de programas terapéuticos o educativos.

Al mismo tiempo rompemos con las rutinas y animamos a los protagonistas. Los perros son un gran elemento motivador y refuerzan su esfuerzo.

Los beneficios genéricos son:

  • Preventivos: disminuye el estrés y los síntomas psicosomáticos. Se facilita la integración.
  • Físicos: aumenta la motricidad, disminuye la tensión arterial y favorece la relajación muscular. Propicia un estrecho contacto físico, mejorando la motricidad y la estimulación sensorial.
  • Psicológicos: aumenta la autoestima, se asumen responsabilidades, ayuda a controlar la tolerancia a la frustración, mejora el grado de atención y de memoria.
  • Educativos: favorece el juego y el desarrollo, aumenta el vocabulario y sobre todo mejora la concentración.
  • Sociales: facilita las interacciones, la comunicación, la empatía y la implicación.

El profesional de la salud o la educación con quien colaboramos también se beneficia de la presencia del perro y del técnico:

  • Facilitamos su trabajo, captando la atención del participante y aumentando el interés en participar.
  • Se favorece la comunicación con el participante.
  • Se positiviza la figura del profesional.
  • Quitar tensión en el ambiente, haciendo que la interacción sea más fluida y espontánea.
  • Se rompe la resistencia que tiene el participante a realizar las intervenciones.